Falsos techos continuos o desmontables ¿Cuál elegir?

Falsos techos continuos o desmontables ¿Cuál elegir?

Los falsos techos tienen usos muy diversos, desde cubrir tuberías y cableados para mejorar la estética de tu hogar, hasta el perfeccionamiento de la acústica, aislamiento térmico, mejorar la iluminación, e incluso mejorar la resistencia de ciertos espacios, en función al material que se utilice en estos.

Hay muchos tipos de falsos techos, estos pueden clasificarse en función de su instalación, y en función a los materiales de elaboración de los mismos. En cuanto a la instalación, existen falsos techos continuos y desmontables, cada uno de estos ofrece soluciones a situaciones específicos, acerca de ambos estaremos hablando en adelante.

Falsos techos continuos

Estos falsos techos puedes adquirirlos en dos materiales, por un lado están los de yeso laminado, su instalación se lleva a cabo sobre una estructura de montantes, en el proceso se hace uso de cintas y pasta, con el objeto de que las uniones generen un mayor aislamiento y tengan una mayor resistencia.

  • Su nombre se debe a que los techos continuos carecen de juntas, gracias a la aplicación de las pastas y cintas que ya se han mencionado.
  • Son techos fijos, es decir, que no pueden desinstalarse y volverse a instalar para ser limpiados o hacerles mantenimiento.
  • El mantenimiento de estos no es necesario que se haga con mucha frecuencia.
  • Este tipo de falsos techos es uno de los de mayor demanda para las viviendas, en casos en que no sea necesario un acceso al entretecho.

Falsos techos desmontables o registrables

Este tipo de falso techo es muy versátil, y tiene una gran demanda en espacios comerciales, para la instalación se hace uso de una estructura metálica que se ancla al techo. La mayor peculiaridad de estos falsos techos es el hecho de que se pueden montar y demonstrar sin problemas.

  • En caso de que algunas de las placas sufran deterioro, puede reemplazarse, sin tener que cambiar el resto del falso techo.
  • Son perfectos para mejorar la estética de los espacios, cuando se trata de cubrir tuberías y cableados aporta el beneficio de que siguen permitiendo el acceso para casos en que sea necesario hacer alguna reparación.
  • La escayola y el Pladur son los materiales más comunes de este tipo de falso techo.

¿Cuál falso techo debo elegir, desmontable o continuo?

Esto dependerá de las necesidades que desees satisfacer con este falso techo, por ejemplo, si en casa tienes un sistema de aire acondicionado por conductos, y deseas cubrir las tuberías, te recomendamos el falso techo desmontable, para que puedas acceder sin problemas si tienes que hacer ajustes, cambios o reparaciones.

Mientras que si buscas mejores acabados, un techo que no tenga juntas, entonces los falsos techos fijos son tu mejor alternativa, pero, siempre ten en cuenta que en caso de reparaciones, estos deberán desmontarse por completo, lo que implica una mayor inversión luego.