¿Pladur o escayola?, cuál es la diferencia

¿Pladur o escayola?, cuál es la diferencia

Muchos coinciden en que visualmente, tras ser pintados, el Pladur y la escayola parecieran ser el mismo, sin embargo entre estos dos materiales existe una gran diferencia.

Aunque ambos materiales son una buena opción para realizar reformas rápidas y a costos reducidos, cuando conoces las características de cada uno de estos, te das cuenta de que en definitiva, no son iguales, las diferencias entre el Pladur y la escayola son muy varadas, conócelas.

¿Qué es Pladur?

Con este nombre se denomina las placas de yeso laminado utilizadas en el ámbito constructivo y de reformas, también se conoce como  cartón yeso y su uso para la construcción de tabiques, paredes interiores, falsos techos e incluso todo tipo de mobiliario se ha extendido.

Pladur vendría siendo el nombre comercial de las láminas de yeso laminado más reconocido en el mercado español.

¿Qué es la Escayola?

La escayola por su parte se trata de un material elaborado a base del yeso natural, básicamente se trata de un yeso de uso industrial de gran calidad y uso diverso, su uso suele hacerse generalmente en forma de pasta, para acabados estéticos, pero también puede moldearse en fábrica para otras aplicaciones.

¿Cuáles son las diferencias entre el Pladur y la Escayola?

  1. Composición, el Pladur está formado por dos capas de celulosa que sirven de recubrimiento a una capa interna de yeso, esto en ocasiones puede variar, según el uso que se le vaya a dar puede agregarse al interior de estas láminas fibra de vidrio.

Por su parte la escayola está compuesta en más de un 85% por yeso natural,  puede encontrarse en pasta o en molde, esto de acuerdo al usa que le sea dado.

  • Flexibilidad, Las placas de yeso laminado son mucho más flexible, esto le aporta beneficios desde dos puntos de vista, por un lado permite una facilidad de montaje y adaptación al espacio, por otro lado es más resistente a cambios de temperaturas y a movimientos estructurales en casos de presentarse.

Mientras que la escayola es un poco más rígida, esto se traduce en la aparición de grietas, en especial cuando se instalan techos de escayola en lugares con temperaturas cambiantes.

  • Precio; el Pladur es más costoso que la escayola y aunque esto pueda parecerte una desventaja si estas pensando en el Pladur como material para tu decoración o rediseño, el precio del Pladur sigue siendo inferior al de los materiales convencionales y sus acabados son muy estéticos.
  • Limpieza de montaje; otro aspecto donde sin lugar a dudas Pladur resulta ganador, el trabajo con Pladur es limpio, no genera residuos, después de todo se trata de tabiquería seca, mientras que la escayola sigue siendo un problema para quienes desean un proceso de trabajo limpio.
  • Tacto;  aunque el Pladur y la escayola puedan soportar prácticamente el mismo peso, al tacto, las láminas de Pladur suenas huecas, mientras que al escayola es de estructura más maciza.

Pladur sigue siendo un material estrella, no se niega que la escayola trabajado por escayolista profesionales genera resultados increíbles, sin embargo si buscas versatilidad, resistencia y rapidez, las Placas de Yeso Laminado son tu mejor opción.