Techos tensados para ahorro de agua y energía

Techos tensados para ahorro de agua y energía

La crisis económica producida por la pandemia de la COVID-19 ha provocado que muchas familias necesiten ahorrar en las facturas de luz, gas natural y agua.

En este sentido, aumentar la eficiencia energética de una vivienda suele conllevar una inversión pero, el ahorro en la factura de energía o el ahorro en agua que conllevan es superior a la inversión que realicemos.

Una manera económica de ahorrar es la instalación de techos tensados. Veamos qué son y cuáles son las ventajas de este tipo de techos.

¿Qué es un techo tensado?

El techo tensado consiste en una tela de PVC anclada a una serie de perfiles que, a su vez, se sujetan a techos y paredes.

El techo tensado crea una barrera de vapor, anti-polvo, anti-contaminación y es impermeable, lo cual evita goteras y pérdidas de agua.

Estos techos aumentan el aislamiento térmico, permitiendo que la temperatura del interior de la casa se mantenga más estable y necesitemos de menos energía para climatizar la vivienda. Esto no solo permite un ahorro de energía, sino también de agua, más aún si nuestra calefacción funciona con gas natural.

En este sentido, si necesitamos más calefacción, gastaremos más agua y más energía en calentar ese agua para que se distribuya por el sistema de calefacción y caliente nuestra casa.

Ventajas de los techos tensados

Pero este tipo de techos tensados no solo tienen la ventaja del ahorro de agua y energía, también tienen muchas más ventajas:

  • La instalación de este tipo de techos es muy rápida y sencilla y adaptable a cualquier forma geométrica.
  • Son continuos y no se presentan juntas de unión, por lo que su aislamiento es mucho mejor.
  • El material con el que están realizados este tipo de techos, el PVC, hace que su limpieza sea sencilla, puesto que no absorben la suciedad ni los olores.
  • Aunque se usan de manera general como revestimiento para techo, también se pueden usar como revestimientos para paredes.
  • El PVC deja pasar la luz, lo que nos permitirá crear espacios iluminados a partir de la colocación de focos de luz detrás de los revestimientos.
  • Los techos tensados se pueden realizar en diferentes colores y diseños, lo que permite adaptarlos a cualquier tipo de decoración.
  • Los revestimientos a base de este tipo de material son ignífugos y aislantes acústicos y térmicos.

Aplicaciones de los techos tensados

Lo bueno de este tipo de techos es que se pueden conseguir en diferentes tipos de formas por lo que se suelen usar en techos con formas  singulares y alabeadas.

Además, este tipo de techos también son una gran alternativa para rehabilitaciones o reformas de edificios antiguos.

Mantenimiento del techo tensado

Como hemos comentado, la limpieza de este tipo de techos es muy sencilla y rápida. Se realiza simplemente con una bayeta de microfibras puesto que contiene una fina capa de polímeros resistentes a la suciedad y antiestáticos.

Además, como no les afectan la humedad ni el moho, son perfectos para zonas de agua o con una alta humedad.

Se desmontan de manera rápida y sin obras por lo que se pueden quitar para hacer labores de mantenimiento en el forjado o en las tuberías, volviéndolo a colocar al acabar, sin que eso suponga una pérdida de calidad.