Consejos para mantener y reparar paredes de yeso laminado

Consejos para mantener y reparar paredes de yeso laminado

Las paredes y techos de yeso laminado son un fantástico material de construcción con excelentes propiedades y facilidad de instalación. Conocidas en España como Pladur, este nombre proviene de la primera marca registrada, la más famosa del país, que comercializó este producto. Esta semana, desde el blog de Proplac Soluciones Constructivas, queremos contaros algunos sencillos trucos de mantenimiento y reparación de estos fantásticos materiales de construcción.

Consejos para mantener y reparar paredes de yeso laminado
Consejos para mantener y reparar paredes de yeso laminado

Las placas de yeso laminadas o paneles de Pladur son sin duda uno de los revestimientos más rentables y sencillos de instalar del mercado. No en vano, hoy en día se emplean de forma extensa en los interiores de hogares de todo el mundo, siendo el acabado favorito en países como Reino Unido.

Según los expertos, las placas de yeso son hoy, no sólo el mejor sistema constructivo de interiores en relación calidad-precio, sino que además proporcionan acabados y prestaciones mayores que muchos sistemas cuyo precio duplica o triplica el de las láminas de yeso. La principal diferencia en coste radica en la mano de obra, pues la instalación de muros interiores tradicionales precisa de un mayor tiempo y conlleva un proyectado mayor.

Las últimas innovaciones en torno a los muros y techos de yeso laminado se han centrado en mejorar aspectos como su resistencia - tanto al agua como el fuego o la acción mecánica-, así como a ampliar su capacidad de absorción acústica. En este sentido, lo cierto es que las nuevas tecnologías han dado un buen impulso a este material, ya de por sí muy buen aislante acústico contra la reverberación, llevando a niveles de absorción a la altura de los mayores estándares de calidad internacional.

 

Humedades en el techo

Tanto si aparecen como resultado de lluvia u otro problema liviano, como si se trata de la rotura de una tubería, este problema puede solucionarse más fácilmente de lo que parece. Normalmente la sustitución del panel de yeso o un simple lijado puede poner punto y final a la mancha. Normalmente, y para asegurar que no reaparece, se aplican imprimaciones protectoras del material.

Además, conviene apuntar que existen en el mercado nuevos sistemas de techos interiores como los techos tensados que comercializa la firma francesa Barrisol. Confeccionados con materiales elaborados con las últimas tecnologías, los techos tensados son impermeables e impiden que la humedad e incluso el agua pueda traspasarlos. Incluso tras una gran fuga de agua proveniente de una tubería rota, el techo es capaz de soportar el agua y puede volver a su estado original con tan solo aplicar calor. Toda una revolución tecnológica.

 

Arañados, agujeros y chinchetas

Los cambios en la decoración, así como la presencia niños, o simplemente mucho movimiento en el domicilio suelen dañar las paredes de yeso haciendo aparecer en ellas multitud de rasguños, arañazos y pequeñas hendiduras. Solucionar estos problemas es bastante sencillo. Un poco de masilla a base de yeso y una buena mano de pintura puede ser suficiente para dejar la zona como nueva. Eso sí, si no se siente preparado para estas pequeñas tareas de albañilería, quizá sea mejor contar con la ayuda de profesionales.

 

Grandes agujeros

Al contrario que ocurre con los pequeños agujeros, si las paredes han sufrido un gran golpe es probable que aparezca un agujero que precise ayuda profesional. Sin embargo, no hay que asustarse, ya que la reparación de este sistema constructivo es tan limpia, rápida y sencilla como lo es su instalación. En tan solo unas horas se introduce un fragmento de placa que restaura el vano. Tras aplicar yeso para unir las juntas, el lijado y la pertinente mano de pintura, la pared queda como el primer día.

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *