Diseñar pensando en el sonido

Diseñar pensando en el sonido

La OMS alerta de que numerosas enfermedades relacionadas con el ruido se están disparando en las ciudades de medio mundo. Según exponen, la contaminación acústica en las ciudades comienza a volverse más que peligrosa para la salud pública, hecho ya denunciado por la Organización Mundial de la Salud hace ya algunos años, cuando la contaminación acústica pasó a ser la segunda causa de enfermedad ambiental tan solo superada por la polución atmosférica. Numerosos especialistas apuntan a diversos factores, pero sin duda una de los fundamentales es la baja calidad de numerosas construcciones para mitigar el impacto del sonido exterior.

Esta semana, desde la bitácora de Proplac -soluciones constructivas- os contamos algunos de los factores que influirán de manera decisiva en la acústica de una vivienda o edificio.

Diseñar pensando en el sonido
Diseñar pensando en el sonido

 

La ubicación de la construcción

La proximidad con grandes vías de comunicación como carreteras, puentes aéreos o aeropuertos  puede ser motivo de una menor calidad de vida en edificaciones aledañas. El uso de barreras acuáticas por parte de algunos Ayuntamientos de nuestro país para aislar las zonas urbanas de las circunvalaciones viarias, no siempre son suficiente para mantener a raya el ruido continuo de camiones. En caso de que la ubicación sea ruidosa, es fundamental plantear las buenas condiciones acústicas como una prioridad de todo el proceso constructivo.

 

El diseño constructivo

Si bien, como decíamos, algo tan importante como la salud está en juego cuando de aislamiento acústico se trata, lo cierto es que esta es la asignatura pendiente en la arquitectura de los últimos años. La eficiencia energética ha motivado una verdadera avalancha en la búsqueda de materiales con capacidades aislantes térmicas. Sin embargo, la acústica sigue siendo estando olvidada y es fácil encontrar oficinas o viviendas con altos índices de reverberación acústica en el interior y una nula absorción acústica. El motivo en este tipo de construcciones es un descuido total en la dimensión sonora de estancias y edificaciones.

 

Los materiales de construcción

Los últimos avances en investigación y desarrollo por parte de las empresas más punteras del sector han permitido la llegada de nuevos aislantes más eficientes, capaces de surtir el efecto exigido por las leyes de numerosos países en materia de aislamiento térmico y energético, pero logrando al mismo tiempo excelentes resultados como aislamiento acústico.

Este es el caso de la lana de roca, una lana de origen mineral que se obtiene a partir de rocas volcánicas. Entre las numerosas ventajas de este material conviene apuntar que funciona como un excelente aislante ignífugo, al tiempo que impide que los sonidos penetren en las viviendas y edificios.

 

Usos y equipos de los que dispondrá la construcción

Un aspecto que se desdeña a menudo en arquitectura y que resulta crucial en durante el proceso de diseño y construcción, tiene que ver con el uso del edificio y su relación con la acústica. Un ejemplo: durante los últimos 20 años se ha apuntado a las oficinas abiertas como las más eficientes, ya que teóricamente mejoran la comunicación entre los trabajadores, logrando una mayor sinergia entre los miembros de un grupo de trabajo. En la práctica, estudios recientes apuntan a que aquellos espacios con reverberaciones o en los que podemos escuchar a personas charlando mientras leemos o escribimos, reduce la productividad del trabajador hasta en un 60 %. Por consiguiente, el aislamiento acústico acertado y la mejora de los niveles de ruidos -algo en apariencia menor- es capaz de mejorar la productividad de las empresas de manera espectacular.

Por su parte, los equipos -maquinaria, música, vehículos-, están relacionados en su mayoría con los usos de las edificaciones -comercios, oficinas, industrias, parkings, bares, restaurantes, etc- . Cada uno de los usos conlleva ciertos sonidos constantes, que deben eliminarse con diseño inteligente. Como vimos al principio del artículo, un diseño acertado de la acústica no solo evita problemas y desembolsos para paliar aspectos que pasaron inadvertidos, sino que además logra mejorar la salubridad del entorno. Así que manos a la hora, porque los resultados merecen la pena.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *