Techos tensados para la insonorización de viviendas

Techos tensados para la insonorización de viviendas

El ruido es uno de los mayores problemas a los que nos podemos enfrentar en una vivienda. Y es que este puede afectar a nuestro descanso, estado de ánimo e, incluso a nuestra salud. Seguramente en alguna ocasión has sufrido por el ruido, ya sea por el externo o por el provocado por otros vecinos. Pero cuando este se produce en algo habitual puede llegar a ser un problema serio.

Uno de los principales motivos es la baja calidad de los materiales utilizados en la construcción de las viviendas o, incluso, una construcción inadecuada.

Los techos tensados pueden convertirse en la opción ideal para conseguir insonorizar una vivienda. Este material es cada vez más utilizado en todo tipo de espacios. Tanto en lugares públicos, como centros comerciales, museos, teatros, etc., hasta viviendas particulares. Pueden instalarse en espacios completamente diferentes entre sí y con infinidad de usos, incluso únicamente para mejorar la estética.

En este post te explicaremos por qué los techos tensados son una buena opción para la insonorización de viviendas. Además de todas las ventajas que tiene este material en todo tipo de espacios.

Ventajas de instalar techos tensados en viviendas

Los techos tensados son hojas fabricadas en PVC, y cuyo aspecto es bastante parecido al de una lona. Se puede instalar en techos mediante el uso del calor para conseguir un acabado completamente ajustado y un resultado perfecto.

Uno de los principales usos de los techos tensados es la insonorización, aunque también tiene muchas otras ventajas.

Cuando nos referimos a insonorizar un espacio queremos hacer referencia al hecho de aplicar determinadas soluciones, en este caso techos tensados, para conseguir reducir el ruido. Ya sea aquel que procede del exterior o para evitar que el sonido del interior de un espacio llegue al exterior. Incluso reducción de la reverberación en una estancia.

Los techos tensados aportan tantos beneficios que cada vez son más utilizados también en viviendas. Algunas de las muchas otras ventajas que tiene este material son las siguientes:

  • Instalación rápida y sencilla.

La instalación de los techos tensados es rápida y sencilla, siempre y cuando la realicen profesionales en la materia. Una de las principales preocupaciones a la hora de hacer cualquier reforma en una vivienda o negocio es el tiempo que llevará. La instalación de los techos tensados en rápida y no requiere de obras ni los molestos escombros.

  • Personalizable.

Los techos tensados pueden ser completamente personalizables. Existen infinidad de colores, acabados y diseños para adecuarlo a cualquier espacio.

  • Fácil limpieza.

Los techos tensados también tienen la gran ventaja de que son muy fáciles de limpiar, aunque no es necesario que se limpien con demasiada frecuencia. En el caso de querer o necesitar limpiarlo bastará con utilizar una bayeta con jabón para limpiar la superficie en cuestión.

  • Desmontable.

Los techos tensados se pueden desmontar con facilidad. En el caso de que queramos cambiar el color o diseño se puede cambiar rápidamente por otro sin demasiada complicación.

Resistente a la humedad.

Los techos tensados son resistentes a la humedad, por eso también pueden ser instalados en saunas o piscinas de viviendas. Estos consiguen reducir considerablemente la reverberación y ruido propios de este tipo de espacios.

  • Ignífugo.

Los techos tensados están fabricados por materiales con propiedades ignífugas. Esto significa que, en caso de incendio, no se propagaría evitando daños mayores.

  • Aislante acústico.

Como ya hemos dicho anteriormente, los techos tensados funcionan como aislante acústico. Es decir, además de evitar que se propague o penetre el ruido también evita la reverberación. Por lo que puede ser la solución ideal para aquellos espacios en los que necesitemos conseguir este objetivo.

  • Aislante térmico.

Los techos tensados crean una válvula de aire evitando que se produzca una fuga de frío o calor. De forma que hace posible que exista una temperatura mucho más agradable en cualquier estancia del hogar.

  • A medida.

Los techos tensados se fabrican a medida, por lo que es posible adaptarse a cualquier espacio consiguiendo un resultado y acabado perfecto.

Si estás considerando los techos tensados como una opción para la insonorización de tu vivienda, ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de informarte de todas las posibilidades. ¡Pídenos presupuesto sin compromiso!