Chimeneas de Yeso [Actualizado 2022]

Chimeneas de Yeso [Actualizado 2022]

El yeso laminado, también conocido como Pladur, está fabricado a partir de placas de yeso separadas por multitud de capas de celulosa o cartón.  

Las placas de yeso laminado se han convertido en una opción excelente para conseguir increíbles diseños decorativos en viviendas. Un material cada vez más utilizado para crear cualquier tipo de espacio, tanto en reformas como en nuevas construcciones. También para el diseño de chimeneas.

El yeso laminado hace posible llevar a cabo casi cualquier tipo de proyecto consiguiendo acabados espectaculares. Líneas rectas, curvas, paredes, techos, división de espacios... ¡Las posibilidades son casi infinitas!

El yeso laminado tiene infinidad de ventajas como la versatilidad, personalización, etc. A continuación, detallaremos un poco más sobre todas las ventajas que ofrece este material en general y para la construcción de chimeneas en particular.

Versatilidad

Capacidad de adaptarse rápida y fácilmente a cualquier tipo de espacio y objetivo decorativo. Permite obtener excelentes resultados de una forma rápida, sencilla y muy limpia. Es posible crear, transformar o unificar espacios.

Utilizar yeso laminado no requiere de grandes obras, pero es necesario que lo realice una persona experimentada en la materia para garantizar un buen resultado.

Personalización

El Pladur es un material que ofrece infinidad de posibilidades decorativas. Puede usarse en multitud de aplicaciones como construcción de techos o tabiques. Aunque, en este caso, abordaremos la construcción de chimeneas.

Material resistente

El yeso laminado es un material muy resistente y duradero. A pesar de ser un material muy ligero es capaz de aguantar el peso y resistir los golpes que puedan producirse durante el uso cotidiano.

Buena relación calidad-precio

El yeso laminado o Pladur es un material económico para todas las prestaciones que ofrece. Proporciona multitud de acabados y tiene una buena relación calidad-precio. Por eso, se ha convertido en uno de los materiales más utilizado en todo tipo de espacios.

Material fácil y cómodo de trabajar

Las placas de yeso laminado son un material cómodo a la hora de trabajar, ya que no ensucia demasiado ni requiere de grandes obras. Eso no significa que pueda ser manipulado por cualquiera. Te recomendamos siempre acudir a la ayuda de un profesional para conseguir que el resultado sea tal y como esperas.

Ignífugo

Otra de las características que convierten a este material en uno ideal para la construcción de chimeneas es que es ignífugo. Esto significa que existe un tipo de yeso laminado específico para la construcción de chimeneas, ya que posee la propiedad de ser un material incombustible.

En este caso, es especialmente importante tener en cuenta el uso que se va a hacer del yeso laminado y el lugar en el que se va a instalar para evitar su deterioro. Este tipo de yeso laminado es capaz de soportar las altas temperaturas que se alcanzan en este tipo de construcciones. Además, es importante que esté perfectamente sellado para evitar la fuga de humos y malos olores.

En la construcción hay muchos otros aspectos que tener en cuenta para que el acabado sea perfecto. Por ejemplo, que transmita calor y sea capaz de calentar el espacio en el que se instale, que no haya fuga de humos, que no se calienten en exceso las placas de yeso laminado, etc.

El yeso laminado es un material muy versátil perfecto para la construcción o revestimiento de chimeneas. Un lujo que cualquiera desearía tener en casa sobre todo en los meses más fríos del año. Además, se pueden conseguir infinidad de acabados en función del resultado que se desee conseguir. Una de sus grandes ventajas es el gran abanico de posibilidades que ofrece.

Si estás pensando en instalar una chimenea en casa te recomendamos este material para su recubrimiento y para conseguir un diseño completamente personalizado. Consúltanos sin compromiso y estaremos encantados de informarte y asesorarte sobre todas las prestaciones que puede ofrecerte.